Tocados por el estilo

167730896JN00314_PUNK_Chaos167730896JN00314_PUNK_Chaos167730896JN00314_PUNK_Chaos167730896JN00314_PUNK_Chaos

Con la primavera llegan las bodas y con ellas, los tocados. Un complemento con múltiples posibilidades y un lenguaje propio que hay que comprender para potenciar con él lo mejor de nuestra imagen y añadirle un toque de sofisticación.

sasha-pivovarova

¿Sabías que un tocado bien elegido no sólo decora, si no que además puede potenciar tu mirada, ayudarte a ganar unos centímetros de altura o disimular tus curvas? Ahora bien, si lo que quieres es dar la nota, un tocado a lo Lady Gaga también puede ser una buena opción.

Sarah Jessica Parker es una de las maestras del tocado. Ella (o sus asesores de imagen) desafían los límites de lo comúnmente aceptado y saben cómo integrar la fantasía de los tocados más enormes y espectaculares con el resto de un vestuario de gala, creando una imagen armónica realmente única y que atrae todas las miradas.

167730896JN00314_PUNK_Chaos

Pero, para llegar a dominar el arte del tocado y transgredir, antes hay que empezar por conocer el protocolo más básico:

1. La función de las pamelas es protegernos del sol. Por tanto, tanto los tocados como las pamelas deberán ser más grandes durante el día y más pequeños si el evento tiene lugar de noche.

2. Los tocados (especialmente los más grandes) suelen llevarse con vestidos cortos, ya que los largos no necesitan más adornos. Sin embargo, un vestido largo puede admitir el plus de sofisticación de un tocado sencillo.

3. El tocado no se quita durante la ceremonia ni durante el banquete. Por eso, es elegir uno que resulte cómodo o, al menos, sujetarlo de manera que seamos nosotras quienes controlemos al tocado, y no al revés.

4. El tocado debe combinar con el resto del estilismo pero no tiene porqué ser del mismo color mientras el conjunto sea equilibrado y armónico.

Más allá del protocolo, existen una serie de recomendaciones para llevar un tocado y, al mismo tiempo, convertirlo en un aliado de nuestra imagen. Por ejemplo, si eres bajita, un tocado con un diseño vertical nos ayudará a alargar el efecto visual de nuestra figura. O, si se trata de disimular una cadera ancha, podemos lucir un tocado voluminoso o una pamela con ala ancha.

Ahora ya lo sabes. En tu próximo evento, tu toque personal no te lo quites de la cabeza.

Deja tu comentario

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Andrea Vilallonga
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: info@andreavilallonga.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies