Refresca tu armario

En primavera la sangre se altera, los días se alargan y las perchas de nuestros armarios se quitan peso de encima. Aquí tienes una pequeña guía para refrescar tu armario sin que el estilo se quede fuera.

image

El famoso cambio de armario invierno-primavera está al caer. Un proceso que refina nuestra “segunda” piel por fuera mientras por dentro empezamos a sentirnos más activos gracias al buen tiempo. Una oportunidad para poner en orden nuestro fondo de armario (aquellos básicos que nunca deben faltar: vaqueros, camisas blancas, blazer…) mientras dejamos hueco en la primera linea para las tendencias.

En lineas generales, podría decirse que esta será la metamorfosis que va sufrir tu armario:

Del negro al blanco: La primavera y el verano suelen desterrar los colores oscuros. Este año, además, el blanco no sólo será un básico sino un color de tendencia, incluyendo el calzado.  Verás como muy pronto se cuelan en tu armario unas sandalias o unos mocasines blancos.

De la lana al lino: En épocas de calor, las fibras naturales son más recomendables que nunca ya que evitan la sudoración mejor que los sintéticos y son más amables con las pieles sensibles. Algodón, lino o seda son algunas de las opciones más aconsejables.

Del antiarrugas al anti-manchas: Una cosmética de calidad es necesaria siempre. Por eso, si en invierno te cuidas, en verano tampoco debes olvidarte de tu pelo o de tu piel. Por mucho que el bronceado disimule ciertas imperfecciones, es importante proteger la piel con pantalla solar, un sombrero de ala ancha y mucho sentido común.

Del urban al bohemio-chic: En verano, todos adaptamos nuestro estilo al tipo de vida que hacemos. Estamos más tiempo en la calle, paseamos más relajados, nos socializamos más… es como si nos relajáramos al mismo tiempo que nuestra ropa se vuelve más holgada, más ligera y más fácil de llevar.

Del largo al corto: Y no sólo me refiero a la ropa. Con el buen tiempo, mucha gente decide cambiar de aires y cortarse la melena en verano. O cortar con la pereza y empieza a hacer deporte para llegar a tiempo operación bikini. En el caso de los más afortunados, también la jornada laboral se acorta, gracias al horario de verano.

Deja tu comentario

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Andrea Vilallonga
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: info@andreavilallonga.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies