Las prendas de verano siguen aquí

Después de la tormenta viene la calma…. y vamos a darle otra oportunidad a esas prendas de verano.

Que tu hayas vuelto a la oficina no significa que la ropa que te ha acompañado tus vacaciones no pueda seguirte en tu día a día.

Es otro de los ejemplos a la hora de combinar, acertar y saber escoger.

Dónde los complementos cobran sentido y las combinaciones que no te imaginabas que las llevarías a cabo se hacen realidad.

Y este post con un listado y cuatro pistas hará que aproveches cada una de esas prendas estivales que tanto te has puesto.

LOS VESTIDOS VERANIEGOS:

Sueltos, de colores vivos y desenfadados, que has llevado junto a tus chanclas, tu cesto de mimbre y ese gorrito tan mono que te compraste.

Pues pontelo otra vez, ponte una sandalia, de plana, con piedrecitas, un collar oversize, una cola de caballo y una tote bag de piel, gafas de sol estilo CAT EYE.

LOS PANTALONES

Pantalones anchos, frescos, los estilo pijama… esos que has llevado para ir a cenar o con una camiseta blanca y una sandalia plana, con el cesto de mimbre correspondiente…

Pues bien, ponle una camisa blanca, top negro, blazer y una cuña de esparto… unas pulseras doradas y pelo bien peinado. Parecerán otro!

Los shorts…. no creas que no puedes ir con ellos.

Un pantalón corto, que tenga un largo aceptable que tu veas que puedes llevar, ser puede suavizar, con una sandalia plana o un salon de tacón bajo, junto con un jersery de punto de algodónde verano y un collar «large» y una tote bag. Los mismo con una camisa y una cuña de esparto.

¿Y LA ROPA DE BAÑO?

También, que os parece un pantalón de traje, con un bañador (ya hablamos que eran tendencia y que podían servir como body, ¿os acordáis?) y una rebeca encima, como si fuera una camiseta apretada. ¡Probádlo es un éxito!

No encuentro una imagen exacta del look para lo que sería nuestro día a día… pero con un poco de imaginación con las imágenes que siguen os podéis hacer una idea de lo que quiero decir:

LOS COLLARES Y COMPLEMENTOS

Pueden parecerte demasiado étnicos, algunos de los colgantes que tengas, al igual que las pulseras y anillos. Pero todo bien combinado, con básico, como camisas de seda blanca que te dan un toque de distinción, te permite llevar esos collares que te compraste o te trajeron de africa.

Los mismo con las pulseras, si decidimos vestirnos, en negro riguroso con pantalón y camiseta, todo complemento que llevemos vistoso quedará bien, ya que nos dará un punto de luz que necesitamos, que aunque acabamos de empezar a trabajar, no tenemos porque olvidar que los días de calor no han acabado.

Y es que con la imaginación y los días largos, no tenemos porqué sumergirnos en un mundo sin posibilidades, como siempre la actitud y las ganas de ser imaginativas, hará que tengamos más ganas de disfrutar de nuestro día a día. Trabajando, en la playa o en la montaña. Importa que estemos seguras, que difrutemos y que nos lo pasemos bien, con nosotros mismos. 😉

Deja tu comentario

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Andrea Vilallonga
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: info@andreavilallonga.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies