La conquista de las sudaderas

No es nada nuevo que las sudaderas se han convertido en una prenda de lo más popular entre marcas y consumidoras. De hecho, es la tercera temporada que vas a encontrártelas en las tiendas. Un mundo cada vez más sofisticado, mucho más allá de la capucha y del algodón.

sudadera-bambi-givenchy_incrAncho

Cuando Givenchy lanzó su famosa sudadera con la imagen de Bambi, todo el mundo se dio cuenta de que (por muy caprichoso que pareciera)  muy pronto sería un súper hit. De hecho, Primark tardó apenas unas horas en lanzar su propia versión de la sudadera con cervatillo, consiguiendo un producto que recordaba bastante al original y, además, podía pagarse.

En moda, cuando una prenda se descontextualiza y sale de su territorio natural, lo hace con un objetivo muy ambicioso: conquistar un nuevo territorio y crear tendencia. Y lo suele hacer a lo bestia. Saliéndose de las normas para marcar otras nuevas. Al principio (¿una sudadera en una pasarela? ¿de verdad?) estos movimientos nos dejan bastante perplejas. Pero después, muy poco después, solemos acabar rendidas. La moda, esa cosa caprichosa.

El caso de las sudaderas y su salto a la categoría “chic” ha sido no sólo de esos que se imponen si no que además, es un nuevo concepto que nos favorece porque nos facilita mucho la vida (la nuestra, y la de nuestro armario). Porque la sudadera, por encima de todo, es una prenda muy cómoda. Y no lo digo tanto por su holgura o su textura, si no porque combina con todo. Hasta con una falda, haz la prueba.

Las celebrities están completamente adictas a ellas. Ver a una famosa luciendo sudadera ya no es signo de que le han pillado bajando al súper a por una tarrina de helado ecológico.

Imagen 1

Si aún no has sucumbido a las sudaderas, todavía tienes la oportunidad de hacerte con un par de ellas. Las opciones son muchas ya que, temporada tras temporada, la prenda ha ido evolucionando.

Basta con mirar las colecciones para reconocer que esta prenda funciona en casi todos los materiales, desde el clásico algodón hasta el neopreno.  Por eso, no te extrañes si te encuentras con sudaderas metalizadas, estampadas con detalles en pedrería, básicas con potentes ilustraciones de animales salvajes, sudaderas con o sin capucha, con lentejuelas…

Infinitas sudaderas y, entre todas ellas, un montón de posibilidades de que tú encuentres la tuya. ¿Te acompaño?

Deja tu comentario

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Andrea Vilallonga
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: info@andreavilallonga.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies