Formación

¿Trabajar o disfrutar trabajando?

Siempre he creído que el auténtico valor y potencial de una empresa lo crea el equipo que la forma.

Dotar al  equipo humano de las herramientas necesarias para ponerse delante del espejo con el fin de conocerse, motivarse y enfocarse en sus cualidades positivas, son claves para el buen funcionamiento de la empresa.

Con este fin he diseñado 3 formaciones FLEXIBLES, COHERENTES Y ACORDES CON LA ESTRATEGIA DE  CADA NEGOCIO

 

  • IMPACTO E INFLUENCIA

Generar impacto positivo y saber ser influyente, son las cualidades necesarias para implementar la comunicación efectiva en las empresas.

Entender la importancia de los distintos capitales de influencia aporta una visón más amplia de las posibilidades comunicativas de cada uno.

Trabajando la coherencia entre el impacto visual, la expresión y el contenido, logramos una clara mejora en la comunicación con los demás, generando una imagen positiva, impactante y con el nivel de influencia deseado.

Saber gestionar nuestros registros comunicativos partiendo de lo que somos a lo que queremos proyectar, facilita la adaptación de la comunicación a las necesidades del interlocutor.

 

  • COMUNICACIÓN VIRTUAL POSITIVA

Después de un tiempo con la virtualidad, llega el momento de reajustar nuestras habilidades comunicativas a la situación híbrida.

Los tiempos han cambiado y nuestra comunicación se ha tenido que adaptar de manera casi caótica.

Es un hecho que no es lo mismo comunicar en presencial que en virtual.

Conocer y adoptar la virtualidad como parte integrante de nuestro día a día con naturalidad es un aprendizaje, técnico pero también de contenido y de habilidades.

Debemos estar dispuestos a desaprender y reaprender distintas técnicas de comunicación para poder transmitir el contenido de la mejor manera posible sin perder nuestra conexión humana.

 

  • PRESENTACIÓN IMPACTANTE

Aunque en los países anglosajones, los alumnos de las escuelas son entrenados en la oratoria desde muy pequeños, aquí es algo que todavía cuesta mucho hacer. Colocarte delante de un público y hablar con eficacia es todo un gran reto que superar.

A través de técnicas teatrales y pautas de asertividad, manteniendo siempre tu propia autenticidad personal, conseguiremos ampliar los registros de comunicación, para transmitir de forma más ágil, eficaz y adecuada; adaptando nuestro discurso a cualquier interlocutor y situación.

Uno de los secretos para realizar buenas presentaciones es personalizar el discurso, evitar las típicas pautas y encontrar tu esencia como orador sin perder la autenticidad.

Para conseguir dejar un impacto positivo en la audiencia es indispensable optimizar el uso de los recursos de presentación.