Empieza por mirarte

No hay mejor asesor de imagen que tu propio cuerpo, ya que tus formas, tus medidas y tus proporciones son clave para definir el tipo de ropa que mejor te sienta. Mirarte, escucharte y, en definitiva, conocerte son las bases para encontrar el estilo que necesitas.
108109154

foto getty images

Nuestro cuerpo se define a través de una serie de proporciones naturales. La anchura de los hombros o las caderas dibujan un tipo de figura u otra. Sin embargo, podemos potenciar, moldear o suavizar estas formas utilizando estratégicamente una serie de prendas. En asesoría de imagen, así como en otras disciplinas estéticas, “aportar equilibrio” al conjunto suele ser el criterio más utilizado par lograr los mejores resultados.

Pero, para ello, lo primero es ponerse frente al espejo y hacerse una pregunta:

¿Qué tipo de cuerpo tienes tú?

Rectangular: Mujeres con los hombros alineados con las caderas y poca cintura.

En este caso, el criterio a la hora de elegir una prenda adecuada ha de ser el de enfatizar la cintura, con el fin de moldear la figura. Por ejemplo, si se trata de comprar un vestido, podemos apostar por uno entallado pero con volumen en la falda, a partir de la cintura, y acompañarlo por una chaqueta corta.

Lo mismo ocurre con los pantalones. Mejor unos de pinzas a unos con talle alto.

Y, en cuanto a los estampados, la recomendación es utilizarlos en una sola prenda (superior o inferior) con el fin de que nos ayuden también a marcar la cadera.

Triangular o tipo pera: Mujeres de hombros estrechos y caderas amplias.

Para equilibrar las formas, debes tratar de potenciar la parte superior, por ejemplo, usando tops con rayas horizontales y faldas o pantalones lisos de color oscuro. Una chaqueta tipo americana con hombreras (¡sin pasarse!) puede ser otro buen fichaje para tus conjuntos.

Las mangas blusas sin mangas o mangas con volumen también favorecen a este tipo de cuerpos. Verás como si te pruebas una,  te darás cuenta enseguida de lo bien que te ves con ella.

Triángulo invertido: Hombros anchos y poca cadera.

Apuesta por las faldas con volúmenes y pantalones anchos estampados, para marcar la cintura. Evita cualquier prenda que potencie los hombros y, por ejemplo,  pruébate un trench coat con el cinturón anudado.

Reloj de arena o tipo “8”: Cintura marcada y hombros y pecho en armonía con la cadera.

Es la tipología más proporcionada en el caso del cuerpo femenino. Existe equilibrio entre la parte superior e inferior, por tanto consiste en potenciar la forma de la silueta con prendas ajustadas, pantalones pitillo o vestidos largos con un cinturón estrecho que marque la cintura.

tipos-de-cuerpo

A partir de ahora, cuando elijas una prenda, no pienses únicamente en si te gusta o no, si es tendencia o no lo es… Piensa también en lo que aporta al conjunto en relación con tu tipología corporal. Aprender a mirarse es fundamental. El equilibrio no entiende de tallas ni se compra en las tiendas, sin embargo, es esencial para tu estilo funcione y te veas mejor que nunca.

Deja tu comentario

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Andrea Vilallonga
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: info@andreavilallonga.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies